3 de septiembre de 2012

ICFES, beneficia o arrebata oportunidades?



En el del día de ayer cientos de estudiantes de grado 11° se presentaron en los sitios estipulados en donde se llevaría a cabo aquel examen que a todos y todas nos ha llenado en algún momento de nervios, es el famoso ICFES ahora llamado Pruebas Saber 11°. 

Durante esta prueba algunos de los y las estudiantes en silencio y con nervios depositaron esas  esperanzas de obtener un buen puntaje, el cual les determinará su futuro para el ingreso a una universidad pública, poniéndolos así en una total presión durante un mes, que es lo que se demora ser publicados los resultados. 

Al pasar los años el gobierno y el sistema de educación ha dado a conocer que este examen es para el beneficio de todos y todas las estudiantes, para que así conozcan como están en su desarrollo de conocimiento y en que podrían mejorar, hasta el momento esto podría sonar bonito pero la verdadera función de esta prueba es otra. El ICFES que aplican en el último año de secundaria, no es más que para evaluar competencias y a la vez ser un análisis de calidad que tiene cada colegio. 

El ICFES entonces no contribuye a la educación, el desarrollo del pensamiento crítico y transformador, ni refuerza los conocimientos, habilidades y aptitudes de los jóvenes estudiantes sino que aumenta la competencia, le arrebata a muchos los anhelos de poder ingresar a una universidad pública, puesto que la gran mayoría no poseen los recursos para pagar una universidad privada y asimismo es el causante de disminuir el interés de continuar estudiando. Entonces esto lleva a conocer la verdadera situación de la educación colombiana, que esta sometida a una privatización, mercantilización y degradación en estos momentos. 

Así que el problema no es el estudiante, sino que realmente radica es en el sistema educativo, en donde las instituciones educativas están en la labor de producir más fuerza de trabajo, en vez de formar mujeres y hombres nuevos y de sembrar en cada uno el pensamiento transformador que se necesita con gran fuerza en la actualidad. 

Por esto mismo y más, el 5 de septiembre en la gran movilización por la educación, es necesario que sean participes todos los sectores sociales, para que se forme una sola fuerza por el cambio de la educación.