10 de septiembre de 2012

RENACE EL HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS


Tras haber pasado en los finales de los noventa una crisis gracias a la ley 100 de 1993 junto con otras causas para finalmente ser suspendidos los servicios en el 2001, el Hospital San Juan de Dios empieza su proceso de reapertura tras 4 meses de diálogos entre la Secretaria de Salud y aproximadamente las 90 familias que residen en la instalaciones, además con aquellos trabajadores que no les han cumplido con el pago de sus salarios por más de 13 años.

Este proceso que ha durado un período de tiempo extenso para la aprobación de la reapertura, se hizo realidad el 25 de agosto del actual año, donde el Secretario de Salud Guillermo Alfonso Jaramillo junto con los directivos de la Universidad Nacional y del Hospital Rafael Uribe Uribe dieron a conocer los parámetros para la reapertura hasta su funcionamiento total que se desarrollaría alrededor del mes de diciembre.

Ante tal noticia, muchas familias como la de John Freddy Barón quien vivió con su familia 12 años en el centro de salud, puesto que su madre Flor Alba Guzmán al no tener más recursos y oportunidades para sobrevivir, tomo la decisión de ocupar el establecimiento con su esposo, hijo e hijas, pero lamentablemente por la radiación de los diferentes equipos médicos Doña Flor falleció en el 2011 a causa de un cáncer. Otro caso es la familia de Carmelina Sossa que por más de 10 años viven en el Hospital en el área de Odontología. Estas dos familias como muchas otras que tras 13 años de esperanza de que les sea pagados sus salarios y liquidaciones, tienen que decirle adiós a ese lugar que les ofreció un techo y una fuerza para que no bajaran las banderas de lucha por sus derechos. Hoy las instalaciones del Hospital San Juan de Dios se encuentran en total decadencia, por lo cual se necesita una intervención inmediata para su rehabilitación.

Para muchos y muchas hoy más que nunca regresan los recuerdos de las vivencias que se tuvieron en este centro de salud y hospital universitario, a la vez de volver en nuestra memoria aquellos capítulos de Al Calor del Tropel, libro de Carlos Medina Gallego los cuales narran las diversas marchas y acciones que realizaron el movimiento estudiantil junto con los demás sectores sociales ante la crisis que comprendía el Hospital.

Sin embargo, continua la incertidumbre en cada uno y una del futuro que tendrá esta reapertura, pero de lo que se tiene afirmado son las siguientes labores: que este centro de salud sea nuevamente un Hospital Universitario y así muchos estudiantes de medicina puedan ejercer la practica de su profesión e igualmente en luchar que por ningún motivo las garras privatizadoras tomen como presa al Hospital San Juan de Dios.